¿Dónde?

efesoÉfeso está en Selçuk (pronuncia Selchuk) que es una comarca de la provincia de Esmirna (Izmir). Una autopista muy buena se une el pueblo a la capital. Selçuk está a 20 Km. de Kuşadası que es un pueblo de veraneo y posee un puerto principal para los cruceros que navegan por el mar Mediterráneo.
Éfeso en OpenStreetMap | Google Maps

Tiempo en Éfeso

selçuk
nubes rotas
16 ° C
16 °
16 °
87%
1.5kmh
75%
Dom
21 °
Lun
20 °
Mar
23 °
Mie
25 °
Jue
27 °

Distancias

Kuşadası 20 Km
Esmirna 80 Km
Afrodisias 150 Km
Pérgamo 180 Km
Pamukkale 185 Km
Estambul 555 Km
Ankara 605 Km
Capadocia 795 Km

¿Qué ver?

Una habitación de las casas adosadas
Una habitación de las casas adosadas

Lo principal es Éfeso, está a 3 km de Selçuk, que es una de las ciudades antiguas mejor conservadas de la cuenca mediterránea. Las casas adosadas están dentro de las ruinas de Éfeso y requiere comprar una otra entrada. También sería mejor visitar el lugar del templo de Artemisa (entrada libre) y el museo de Selçuk para completar la visita de las ruinas de Éfeso.

Poco antes de llegar a Éfeso, se puede ver las señales de la Gruta de los Siete Durmientes. Eso es una leyenda cristiana sobre los siete jóvenes que durmieron 200 años escapando de la persecución romana.

Pasando por la puerta superior de Éfeso, la carretera sigue unos 9 km hacia La casa de la Virgen María, que se encuentra a unos 400 m. de altura, en la montaña Bülbül. El lugar fue visitado por tres Papas que estuvieron en Turquía.

En el pueblo Selçuk se puede ver los restos de La Basílica de San Juan, justo al lado de la ciudadela que domina el panorama del pueblo. La basílica es un museo y también fue visitada por los Papas. La mezquita de Isa Bey es de la época selyúcida. Dando una vuelta en Selçuk se puede conocer más obras selyúcidas y bizantinas. Incluso un acueducto romano.

Priene, Mileto y Dídima: La vista panorámica de Priene y las calles, el teatro y el peso histórico de Mileto, se convierte en estas ciudades antiguas en las visitas imprescindibles. Dídima tiene un maravillo templo de Apolo, bien conservado y la playa de Altınkum, que es una de las más hermosas de la costa egea. Estos tres lugares que están en la área del río Meandro se puede visitar en un día saliendo muy temprano desde Selçuk o Kuşadası. Entre Selçuk y Priene hay 60 km, entre Priene-Mileto y Mileto-Dídima se encuentran 20 km de distancia.

Kuşadası: Está a 20 km de Selçuk. Es un típico pueblo veraneo de la costa mediterránea, explotado por las casas veraneas y los hoteles. Tiene una vida nocturna animada durante el verano. El puerto es un destino obligado para los cruceros. Kadınlar Denizi (la playa de las Señoras) es la playa más conocida del pueblo.

Şirince: Esta a 8 km al este del Selçuk. Es un pequeño pueblo con mil habitantes. Algunas casas antiguas de la época griega actualmente sirven como los hoteles y pensiones. El escritor del libro de los hoteles con encanto de Turquía tiene un hotel muy conocido en el mismo pueblo. Aparte de las casas antiguas, el vino y la sidra local tiene una cierta fama. Sobre todo los fines de semana la gente de Esmirna invade este pueblo pequeño para dar un paseo, comer y comprar vinos y sidras. Es muy recomendable pasar una noche o por lo menos una visita, estando en la área de Éfeso.

Metropolis: Está a 30 km de Selçuk en el pueblo Torbalı. Tiene un teatro pequeño y muy bonito. Los vinos del pueblo tenía mucha fama en la época helenística. En la época cristiana fue un centro religioso.

Nysa: Está a 3 km cuesta arriba de Sultanhisar que está a 80 km de Selçuk. Es uno de las ciudades antiguas muy poco visitadas. El teatro, el túnel, el bouleuterión y otros monumentos repartidos entre olivares están bien conservados. Sobre todo el lugar tiene una vista panorámica muy bonita.

Ubicando en la área de Éfeso, en un radio de 100 km, aparte de los que se menciona arriba se puede visitar los lugares históricos, los parques nacionales, los pueblos con mercados típicos y las playas como el mausoleo de Beleví, Heraklia de Latmos, Claros, Notion, la península de Dilek, el lago Bafa. Pamucak, Gümüldür etc.

Muchos viajeros que pasan por esta zona solo visitan las ruinas de Éfeso. Pero combinando todo lo que viene arriba, se puede disfrutar mucho mejor de lo que hay alrededor de Selçuk y Kuşadası.

También es posible realizar una visita diario a Esmirna, Çeşme, Afrodisias y Pamukkale.

Fundación

Las amazonas
Las amazonas

Androclo, hijo de Codros (rey de Atenas), fue el fundador de Éfeso según la leyenda oficial de la ciudad. Como se había peleado con sus hermanos, decidió fundar una nueva ciudad en la orilla asiática. Según la costumbre consultó a Pitia, la sacerdotisa del templo de Apolo en Delfos. Ella, en éxtasis dijo su profecía: el pez y el jabalí. Androclo y sus amigos buscando el lugar adecuado llegaron a un pueblo donde vivían los léleges y carios. Allí mientras freían pescado, de repente un pez saltó de la sartén volteándola, como consecuencia, las hierbas se incendiaron y un jabalí que estaba entre las matas salió corriendo. Androclo lo persiguió y lo mató. En aquel lugar fundaron la cuidad en el siglo XI a.C.

Las amazonas: Según algunas fuentes y leyendas, Éfeso funda por las amazonas. Apasa fue una reina amazona y el nombre de la ciudad se deriva de ella, como se puede ver en los relieves del templo Adriano, los habitantes de Éfeso, además de en la leyenda de Androclo, también creían en la leyenda de Amazona.

Detalles

  • Los bancos más antiguos fueron los templos, uno de ellos era el templo de Artemisa.
  • La primera publicidad de la historia, hoy en día, está en Éfeso.
  • Fue la primera ciudad del mundo que por la noche iluminaron las calles principales.
  • Lisímaco en nombre de mujer construyó la ciudad Nicea, en donde, más tarde se reunió el primer concilio ecuménico y mucho más tarde donde produjeron los famosos azulejos de las mezquitas y palacios del imperio otomano. Para Arsinoe construyó la ciudad Arsinoe, pero la gente local siempre la llamó Éfeso
  • Mitrídates VI hablaba 22 idiomas.
  • Los aluviones del río Caistro durante siglos taparon los puertos de la ciudad. Hoy en día la playa está de 6 Km. lejos.
  • El historiador Strabon, Cicero y Julio Cesar fueron unos turistas famosos de Éfeso. Marco Antonio con Cleopatra pasaron un invierno. Los emperadores romanos Trajano y Adriano la visitaron. Antonino Pio, antes de ser el emperador, fue el gobernador de Éfeso y Lucio Vero estuvo allí para luchar contra los partos.
  • El poeta Kallino, escritor de sátira Hipponaks, filosofo Heráclito, geógrafo Artemidoro fueron personajes célebres de Éfeso.

Historia de Éfeso

La biblioteca de Celso
La biblioteca de Celso

I Éfeso: En las inscripciones Hititas del siglo XIV a.C. se menciona Apasa que fue la capital del reinado de Arzawa en la región de Mileto. Los vestigios de la colina Ayasuluk indican que la primera ciudad probablemente estuvo allí, donde actualmente está la fortaleza selyúcida y la iglesia de San Juan.

II Éfeso (Ciudad de Androclo): Androclo murió luchando contra los carios. Sus descendientes dominaron durante bastante tiempo hasta que la ciudad cayó en manos de ricos comerciantes.

645 a.C.: Los cimerios destruyeron la ciudad, pero Éfeso como centro bancario y comercial rápidamente se recuperó.
Este segundo lugar de establecimiento se llenó más tarde de los aluviones del río Caistro y se quedo 10 m. bajo la superficie.

560 a.C.: El rey más rico de toda la historia, rey de Lidia, Creso ocupó la ciudad. Les obligó a vivir alrededor del templo. pero les trato bien y les regaló las “Columnas Caelateas” para la construcción del templo de Artemisa. Una de las columnas hoy en día está en el British Museum en Londres. En esta época los tiranos dirigían la ciudad.

A partir del año 546 a.C.: Los persas conquistaron Sardes, la capital de Lidia, y empezó su dominio en Asia Menor.

494 a.C.: Las ciudades jónicas se rebelaron bajo el liderato de Mileto. Los persas habían cambiado el sistema administrativo de provincias, eso fue la razón de la famosa “rebelión jónica”. Pero la rebelión acabó con la derrota de los jónicos y los persas devastaron sus ciudades. Éfeso no sufrió gran daño al no haber tenido participación muy activa en ello.

En esta época en Éfeso vivió un filosofo muy célebre; Heráclito.

356 a.C.: Un zapatero, Erostratos, quería dejar su nombre para la historia y 21 de Julio, por la noche, prendió fuego al templo de Artemisa. Así, Éfeso perdió su honor y orgullo. La diosa Artemisa no pudo proteger su templo porque estaba en Macedonia: Aquella noche fue la misma en la que nació Alejandro Magno.

Enseguida los de Éfeso empezaron a construir de nuevo el templo, una de siete maravillas del mundo.

334 a.C.: Alejandro Magno acabando con la época persa llega a Éfeso. Por un lado él quería ayudar a la construcción del templo pero por otro, también pedía que su nombre se pusiera en él. Los de Éfeso no querían compartir el honor del templo pero tampoco se atrevían a negárselo porque le tenían miedo. Al final encontraron la solución y diplomáticamente rechazaron la petición de Alejandro Magno. Le dijeron: “Un dios no podría construir un templo en nombre de otro dios”. Él entendió el mensaje y no les cobró los impuestos que pagaban a los persas. Así, les ayudó.

La letrina de Éfeso
La letrina de Éfeso

III Éfeso (El museo al aire libre actual): Después de la muerte de Alejandro Magno, uno de sus generales, Lisímaco tuvo el control del oeste de Anatolia. Él mando construir una nueva ciudad entre dos montes Pión y Coressos. Los aluviones del río Caistro habían tapado el puerto pero el pueblo no quería trasladarse a la nueva ciudad por no abandonar el templo. Tampoco les había gustado que la cuidad llevara el nombre de la tercera mujer de Lisímaco, Arsinoe, hija del rey de Egipto. Lisímaco esperó hasta la época de la lluvias y tapó las alcantarillas, Así inundó el segundo asentamiento y empezó la vida en la tercera Éfeso en el año 287 a.C.

133 a.C.: Después de la muerte de Lisímaco, Éfeso perteneció a los seleúcos y más tarde al reinado de Pérgamo. El ultimo rey de los pergaminos Átalo III dejo su reinado en su testamento en mano de los romanos. En aquel entonces empezó la era de los romanos en Asia Menor.

88 a.C.: Mitrídates VI, el rey de Ponto, ocupó la zona. Él para dominar totalmente ordenó matar a los romanos y a los que se vestían como los romanos. En un solo día mataron a 80.000 personas. Roma no esperó mucho para responder y mando el general Sila. La guerra entre los dos campos duró hasta el año 63 a.C. y los romanos impusieron su orden de nuevo.

27 a.C.: En la época del emperador Augusto Éfeso fue la capital de Asía y prosperó mucho. Tenía unos 200.000 habitantes y fue uno de los capitales más importantes del mundo.

37 d.C.: San Juan llegó a Éfeso con la virgen María.

53 d.C.: San Pablo llegó a Éfeso donde se quedó durante tres años. San Luka también estuvo en estos años.

123-129 d.C.: El emperador romano Adriano la visitó dos veces. Ayudó en las restauraciones de la ciudad, sobre todo en su segunda visita con la limpieza del puerto que ya habían tapado los aluviones.

263 d.C.: Los Godos destruyeron el templo de Artemisa, uno de las siete maravillas del mundo.

431 d.C.: El tercer concilio ecuménico se reunió y aceptaron que la virgen María es “Teotokos“, la madre del Dios. En el año 449 se reunió otra vez el concilio que se conoce como “Latrocinium Efesus”.

IV Éfeso: En el año 565 la iglesia de San Juan fue construida por Justiniano. Los aluviones del rio Caistro habían tapado totalmente el puerto y la malaria amenazaba el pueblo. Entonces la ciudad fue trasladada una vez más alrededor de la iglesia.

716 d.C.: Los Árabes pasaron allí un invierno. Los cristianos construyeron una muralla alrededor de la iglesia.

1304 d.C.: Llegaron los turcos y encontraron un pueblo pequeño llamado “Hagios Teologos”. El comandante Chaka Bey lo tomó fácilmente. Más tarde, durante la época de Señoría de Aydınoğulları, la ciudad prosperó otra vez, y se llamó Ayasuluk. El famoso viajero y geógrafo árabe Ibn Batuta dice que la ciudad era bastante grande y en ella había consulados: el veneciano y el genovés y un obispo

1374 d.C.: La mezquita Isa Bey fue construida.

La ultima ciudad: En la época otomana la ciudad fue casi abandonada. Después de república fue llamada como Selçuk (selyúcida) y es una comarca de Esmirna. Hoy en día, muchas personas de diferentes partes del mundo que visitan este pueblo recuerdan aquellos días gloriosos.

El museo al aire libre

El ágora y la calle de mármol
El ágora y la calle de mármol

Las ruinas de la ciudad de Lisímaco, actualmente es una de las mejores del mundo para conocer la antigua cultura de los griegos y romanos. El odeón, Pritaneo, el baño romano, la letrina, la maravilla biblioteca de Celso y sobre todo el gran teatro que llega a albergar a 24 000 espectadores, nos ofrecen un espectáculo inolvidable.

La Casa de la Virgen

La virgen de Éfeso
La virgen de Éfeso

Jesucristo en crucifixión encomendó su madre a San Juan, y él se la llevó a Éfeso, y allí ella vivió los últimos años de su vida, retirada del mundo. La casa fue descubierta a finales del siglo XIX en la montaña Pión. En el año 1967 estuvo como peregrino el Papa Pablo VI. Más tarde el Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI visitaron el lugar..

Artemisa

Artemisa
Artemisa

Artemisa es la hija de Zeus y Leto y hermana melliza de Apolo. Nació un día antes de su hermano e incluso ayudó a su madre en el parto. Como vio que su madre había sufrido mucho durante el parto, pidió a Zeus que no quería casarse nunca ni tener hijos. Así que Artemisa fue una diosa virgen. El lugar de nacimiento fue; o la isla Delos, o Ortigía en Éfeso. Hera, la mujer de Zeus, por celos proporcionó muchas dificultades a Leto y la tierra no la daba un lugar para el parto. Entonces, Poseidón tuvo piedad de ella y le reveló la isla de Delos, que hasta entonces estaba debajo del mar. Pero según los de Éfeso, ella primero llegó a Ortigía, allí nació Artemisa. Mientras los Curetes, los sacerdotes semidioses, provocaron gran ruido para evitar que Hera se diera cuenta de que ella daba a luz allí, debajo de un árbol de olivo… Luego nació Apolo en Delos.

El origen de Artemisa es Asia Menor y la Creta minoica. En Anatolia (en Turquía actual) el culto de la madre diosa desde principio tuvo mucho importancia. Ya en la época neolítica apareció la madre diosa. Más tarde, con los hititas, entre sus mil dioses, Kubaba fue la más apreciada. Cuando los pueblos jonios llegaron del otro lado del mar Egeo se encontraron con Cibeles de los Frigios y la convirtieron en Artemisa, o en Afrodita. Con la llegada del cristianismo la figura de Artemisa fue sustituida con la Virgen María. Pero eso no fue fácil, como se comprueba que en Éfeso, en el siglo VI, algunos sacerdotes eran expulsados de la iglesia por no luchar demasiado contra Artemisa.

Artemisa lleva leones en sus hombros, como Cibeles, y también como ésta, es la diosa de la luna. También los sacerdotes de Artemisa fueron castrados como los de Cibeles.

Homero se refiere a ella como la diosa con flecha o tirador de la flecha. Su arco es de oro. Es curioso que su hermano Apolo tenga un arco de plata.

Artemisa, además de ser la diosa de la luna, es también la diosa de la caza y la naturaleza. Homero la llama “Potnia Thirón” o sea el ama de los animales salvajes. Es protectora de los jóvenes y las embarazadas, por haber ayudado a su madre durante el parto.

Las plantas sagradas eran el laurel, el olivo, el cedro y el mirto

Sus animales domesticados fueron especialmente el ciervo y el perro, y también la cabra, el gallo, la perdiz. Entre los salvajes, destacan el oso, el más querido, el león, el jabalí y el lobo. Se dice que, en sus campos sus animales salvajes y domesticados vivían juntos en una paz perfecta.

La adoraban en muchas ocasiones con su hermano gemelo, y por ser la diosa de la naturaleza, sus santuarios solían estar cerca de manantiales, y también en montañas, ríos, costas y cabos. El templo de Artemisa de Éfeso fue el más famoso erigido en su nombre y fue considerado una de las siete maravillas del mundo.

COMPARTIR